“El Sicario: Room 164”

El filme tiene una capacidad evocadora fortísima, que está en la palabra. No quería hacer una investigación en sí, quería que en el trasfondo estuviera el desastre total de México, los muertos por la violencia, pero que fuera el retrato de una persona, que dijese algo muy profundo, que hiciera un recorrido.

Así presentó Gianfranco Rosi su documental “El Sicario: Room 164” el año pasado durante la edción 67 del festival de cine de Venecia. El film es la condensación  de cinco días de entrevistas que realizó el escritor Charles Bowden a un supuesto ex-sicario de un cartel mexicano. Las entrevistas fueron hechas en un cuarto de motel (Room 164) en algún lugar de la frontera entre México y Estados Unidos, posiblemente Cd. Juárez, donde este personaje afirma haber torturado a uno de sus “objetivos” durante tres días.

A pesar de tener ya casi un año exhibiéndose en diferentes salas y festivales de Europa, poco se ha escuchado de este documental en México. Es de esperarse que un trabajo que toca un tema tan delicado, en el que tanta gente está involucrada, no encontrase distribuidores en nuestro país.

La revista Proceso del 5 de febrero de 2011 tiene en portada a este lúgubre personaje que durante poco más de 80 minutos comparte sus experiencias como trabajador de un cartel no especificado. Un individuo sin nombre, con el rostro cubierto y  de manos inquietas relata dos décadas de su vida. Desde que fue reclutado, su formación en una academia de policía, la forma en que realizaba su trabajo y hasta hace la distinción  entre un “verdadero” sicario de los imitadores.

El film puede ser un poco pesado de ver simplemente por el tema que toca, pero también a que solo hay una locación y un personaje.

“Al final he decidido quitar la violencia de la ciudad. He estado un mes rodando en Juárez. He ido con la policía, con los periodistas, pero al final, en el filme, quería que fuera la palabra del sicario la que negara la imagen, no la imagen la que negara la palabra al sicario” explica el director.

El documental no revela nada realmente nuevo en temas como corrupción o la forma en que operan los carteles, pero sin duda es un inquietante recordatorio del estado actual de nuestro país.

Alvar.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s